El Tate Modern de Londres

En Londres, Inglaterra, se encuentra ubicado el museo de arte moderno más recurrido del mundo. La pregunta automática es: ¿qué lo hace ser tan especial? Su nombre oficial es Museo Nacional Británico de Arte Moderno, pero es mucho más entendido como el Tate Modern. Abrió sus puertas en el año 2000, específicamente el 12 de mayo, pero días más tardes, el 20 de mayo, fue inaugurado de forma oficial por la Reina Isabel II.

Está ubicado en una antigua central eléctrica llamada Bankside, todo lo cual lo hace majestuoso, curioso y mágico. Su entrada es gratuita por lo que se encuentra lleno de personas, pero su amplitud es tan extensa que pareciera que estuviera vacío al mismo tiempo. Esta especialidad no solo se centra en la evolución y magnificencia del recinto sino que es sedimento de obras de Picasso, Salvador Dalí, Modrian, Kandissky y Andy Warhol, entre muchos más.

Es el segundo lugar más visitado de Londres y sus obras son siempre alternadas, por lo que siempre hay algo nuevo que apreciar. Es arte puro y diverso. Sin embargo, hay obras que son expuestas en salas temáticas a las que sí hay que pagar entrada y tienen artes muy importantes del mundo, por lo que es suma importancia estar al tanto de las obras que se tiene interés por ver para contar con el efectivo requerido.

En la última planta o sexto nivel tiene un restaurante en el que puedes deleitarte con una vista increíble de St. Paul’s Cathedral, justo en todo el frente. Pero si lo que se quiere es ir a un tomar un café, se tiene una cafetería en el tercer piso. Otra de las visuales que posee es desde la fachada o franja norte que da con el río Támesis, donde se ubicaba la pasada sala de calderas o máquinas.

Para poder llegar a este museo hay distintos medios de transporte que facilitan el recorrido: desde barcos del grupo Tateboat que duran 40 minutos; el metro, debido a que tiene estaciones cercanas al Tate Modern; autobuses, con variadas líneas que prestan servicio; e incluso, en tren, con la línea Thameslink que recorre Londres desde su norte hasta su sur.

Arte y cultura de Florencia (Renacimiento)

Florencia no sucumbió ante las corrientes literarias, científicas y artísticas del siglo XIV, promovidas por el interés sobre el dinero y la banca. Los comerciantes anhelaban riquezas, específicamente los Medici, a quienes se les tenía como banqueros de muchos bienes, quienes llegaron a auspiciar a distintos artistas que hoy son reconocidos, como: Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel y Botticelli.

1Los romanos cuando fundaron esta ciudad, le llamaron Florencia, palabra que en el idioma latín expresa Florecimiento. Así pues, la UNESCO en el año 1982 declaró como Patrimonio de toda la Humanidad el centro histórico de esta ciudad italiana. Su corriente más formidable, que es el Renacimiento Italiano, se inició en Florencia cuando Brunelleschi culminó el Duomo, con su impactante cúpula.

Hoy día, esta ciudad italiana es altamente reconocida en todo el mundo por su legado en el mundo del arte y de la arquitectura. Dicho arte mantiene un interés internacional y se relaciona a corrientes del intelecto o la religión de distintas épocas, conservando la historia como un recurso importante para la inspiración. De hecho, a esta civis se le reconoce como la capital del arte porque tiene las obras más relevantes del mundo.

En la época del Renacimiento, Florencia construyó monumentales palacios y plazas, una de ellas es la Piazza della Signoria, donde hay estatuas muy famosas en el mundo y fuentes con importantes simbolismos para la historia de la cultura mundial. Pero sus interiores poseen asimismo imponentes obras: galerías, iglesias o museos son pruebas fieles de ello. El museo más reconocido de Florencia tiene por nombre el Uffizi, donde hay parte de las obras de los autores más emblemáticos, como Michelangelo o Da Vinci, por decir unos nombres.

El arte y la cultura de Florencia son usualmente promovidos, a través de festivales y exhibiciones. El cine, la danza, la música y el teatro acaparan plazas enteras. También se dan óperas, conciertos, espectáculos de gente muy reconocida. Hay arte de mucho tipo y siempre se puede apreciar algo nuevo. Se trata de una experiencia… es una ciudad con fuentes inagotables de cultura.

PENA DE MUERTE: Una vida consagrada a la vida

En ese momento pocos compartían su convicción. Francia había abolido la pena de muerte ya en 1981 y para entonces el castigo sólo suscitaba una controversia muy suave.

Las protestas por las condenas a muerte y ejecuciones solían ser esporádicas, concentradas en países lejanos, como China, Vietnam y Estados Unidos.

En siete años, la asociación se convirtió en una fuerza mundial clave en la campaña por la abolición. Organizó tres congresos mundiales, el último de ellos en febrero en París, con la presencia de unos 600 participantes.

Entre sus miembros figuran prestigiosas personalidades internacionales, incluidos el ex ministro de Justicia de Francia, Robert Badinter, bajo cuyo liderazgo moral Francia abolió la pena capital, y la activista por los derechos humanos Bianca Jagger.

Desde 2002, el mundo celebra el Día Mundial Contra la Pena de Muerte el 10 de octubre. Esto se debe a la iniciativa de la Coalición Mundial Contra la Pena de Muerte, que Taube también preside.

Esta alianza planetaria concentra su atención en alentar un debate internacional y apoyando a los activistas que participan en las distintas campañas contra este castigo extremo.

Taube, nacido en 1967 en la nororiental ciudad francesa de Colmar, también está presente en conferencias y debates sobre este tema en África, Asia y América Latina.

A mediados de mayo participó en un simposio en Marruecos, convocado por organizaciones de derechos humanos de ese país en asociación con Amnistía Internacional, con el fin de presionar al rey Mohammed VI.

“La decisión del gobierno marroquí de abolir la pena de muerte sería un gran paso hacia la consolidación de la modernización democrática del país”, dijo Taube en Rabat.

En esa ocasión, Taube observó que 31 naciones africanas ya abolieron ese castigo, lo que representa más de la mitad de los países de ese continente. Ahora la batalla es para que se prohíba en el resto.

Taube trabaja como periodista desde comienzos de los años 90, y dirigió una casa editorial en su país entre 1998 y 2002.

Pero su principal actividad fue siempre la defensa de los derechos humanos. En ese sentido, participa en actividades de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y de la Liga Internacional Contra el Racismo y el Antisemitismo.

También es autor de varios libros, como “Carta abierta a los estadounidenses para la abolición de la pena de muerte”.

“Queremos promover la abolición universal de la pena de muerte mediante un punto de vista político global, armonizando una concepción humana de la justicia penal y la defensa de los derechos humanos”, dijo Taube.

“Nuestra aspiración es universalizar la validez de los derechos humanos”, agregó.

Sus críticos a menudo lo acusan de poner un excesivo énfasis en los derechos de los acusados e ignorar el sufrimiento de las víctimas y sus familiares. Según ellos, los argumentos que desacreditan el valor de las ejecuciones como factor disuasivo de la criminalidad son académicos y no se ajustan al mundo real.

Taube responde que entre los opositores más apasionados a la pena de muerte en Europa se encuentran familiares de las víctimas de los delitos más graves. También recuerda estadísticas según las cuales la pena capital no ha disuadido a los delincuentes de Estados Unidos.

Pero su oposición a la pena de muerte trasciende estos argumentos. Tiene sus raíces en una posición filosófica sobre el delito, el castigo y el valor de la ley en una sociedad democrática.

“La historia europea muestra que, paradójicamente, las razones para abolir la pena de muerte surgieron de la confrontación con los peores horrores políticos y los crímenes más bárbaros”, dijo Taube.

“En Europa central y oriental, la abolición se volvió obvia y políticamente viable tras la caída de los regímenes comunistas totalitarios. También en España y Portugal luego del fin de las dictaduras de derecha de Francisco Franco y Antonio de Oliveira Salazar”, continuó.

“Solamente un Estado democrático que es capaz de controlar su propio cerrajeros alicante, puede renunciar a la pena de muerte”, opinó.

“Cuando un Estado condena a muerte a alguien dice: el Estado no necesita molestarse en solucionar la razón del delito, porque castigar es suficiente. Una condena a muerte es la confesión de un fracaso de la justicia, que se convierte en un instrumento de venganza, en vez de un medio de restablecer un orden social pacífico”, agregó.

Taube también subrayó que tales argumentos contra la pena de muerte parecen haber ganado adeptos en todo el mundo en los últimos siete años. La cantidad de países que la abolieron aumenta de modo constante y que los casos de ejecuciones se reducen drásticamente.

“Cuando Francia abolió la pena de muerte, en 1981, unos pocos países lo habían hecho. Hoy, 25 años después, 97 países la prohibieron oficialmente y otros 20 más dejaron de aplicarla durante más de 10 años”, recordó Taube.

En toda Europa, indicó Taube, sólo Belarús mantiene este castigo extremo, así como Cuba y Guatemala en América Latina. Pero la pena capital es aplicada masivamente en regímenes totalitarios de Asia y África.

Sin embargo, Taube no olvida que algunas democracias, como Japón y Estados Unidos, continúan aplicando la pena de muerte, impermeables a los argumentos y apelaciones morales de Europa.

“En Japón, las ejecuciones están envueltas en el más profundo de los silencios. Allí, la opinión pública es completamente insensible al debate internacional al respecto”, señaló Taube.

Por otro lado, la percepción de la población estadounidense ha cambiado para mejor, dijo.

“Ahora hay abogados cerrajeros Barcelona entrenados para defender a los condenados, y menos ejecuciones que hace un par de años. Aunque la sociedad de Estados Unidos siga evitando discutir la posible abolición, en los tribunales se desarrolla una evolución tranquila, con lo que se han salvado vidas”, sostuvo Taube.

Pero el activista admite que ese proceso no se percibe en la mayor parte del mundo árabe y musulmán. Es por eso que la celebración del Día Mundial Contra la Pena de Muerte este año se concentre en apoyar la campaña para abolir ese castigo en esa área del planeta.

AMBIENTE-BRASIL: Guarapiranga, riesgoso manantial humano

Su casucha, pegada a las de dos vecinos, está exactamente encima del arroyo Itupú, que recibe el desagüe directo de miles de residencias poco antes de desembocar en el río Guarapiranga, que abastece a 3,8 millones de habitantes de la llamada Gran Sao Paulo, conformada por la capital del meridional estado de igual nombre y las localidades aledañas.

Columnas de hormigón clavadas en el lecho del arroyo sostienen la mitad posterior de las viviendas, cuya otra mitad se apoya en tierra para nada firme en el borde de un barranco donde la erosión se evidencia por la profundidad de unos tres metros de la zanja excavada por las aguas, que crecen mucho cuando llueve.

Mezclas de ladrillo, madera y plásticos componen las casas precarias, que tampoco aparentan solidez.

“Si se derrumba, construiremos otras”, adelantó su vecino Luciano da Silva, que como Bezerra dejó el nordeste pobre y semiárido de Brasil hace unos 10 años para buscar empleo en Sao Paulo, acompañado de su mujer e hija pequeña.

Auxiliar de albañil en trabajos eventuales, a Da Silva sólo le quedó vivir en ese sitio inestable, ya que no puede pagar un alquiler de una vivienda más digna y además se niega a “invadir tierras ajenas”. No se arrepiente de haber venido a Sao Paulo porque aquí gana por un día de trabajo “cinco veces más que en Alagoas”, su estado natal.

Pero da Silva y Bezerra seguramente tendrán sus viviendas demolidas muy pronto, en razón de las obras públicas de canalización del arroyo que están en marcha en el barrio. Sus únicas esperanzas son que la “asistencia social” de la alcaldía les ofrezca por lo menos un área en la cual puedan construir nuevas viviendas.

Euclides Lima, de 72 años y cuatro hijos, que también dejó el nordeste pero hace 40 años, espera tener mejor suerte.

Confía que perderá sólo un tercio de su casa, ubicada en tierra firme, pero en una curva del arroyo, componiendo un obstáculo en la trayectoria del canal recto Albañil jubilado y previdente, él la construyó con la posibilidad de añadirle un nuevo piso sobre la parte salvable, que podrá sustituir el tercio condenado.

Los tres inmigrantes nordestinos y sus familias forman parte de los 950.000 pobladores de la cuenca hidrográfica de Guarapiranga y amenazan contaminar irremediablemente el agua consumida por un quinto de los 19 millones de habitantes de la Gran Sao Paulo. En el censo nacional de 1991 el área ya ocupada por 550.000 personas.

Ese explosivo aumento de la población, que hizo de Guarapiranga “un manantial urbano”, se debe a la expansión de los llamados “barrios dormitorios” en los alrededores de la represa, por su proximidad del “centro dinámico” de la capital paulista, que se desplazó hacia el sur y el oeste, concentrando grandes hoteles y empresas generadoras de empleos, explicó Ricardo Araujo,

“No perder el sistema Guarapiranga”, la segunda mayor fuente de abastecimiento local, es crucial para asegurar agua potable suficiente para la región metropolitana, cuya población seguirá creciendo hasta 2025, cuando se calcula alcanzará los 23,5 millones a 24 millones de habitantes, según Araujo, coordinador de Saneamiento de la Secretaria de Saneamiento y Energía del Estado de Sao Paulo.

Actualmente, el abastecimiento ya se encuentra en el límite, con oferta y demanda prácticamente en el mismo volumen de unos 67 metros cúbicos por segundo, que varía según las épocas del año, sin margen de seguridad. Cualquier accidente provoca racionamientos en algunos barrios o ciudades.

Por eso serán indispensables “nuevos manantiales”, para lo cual la Secretaria de Saneamiento tiene planes de ampliar las dos fuentes ya existentes en Gran Sao Paulo y traer agua de una cuenca externa, la del río Ribeira, que implica altos costos de transporte con el agregado de que se debe subir desde 180 metros de profundidad.

El incremento total seria de 12 metros cúbicos por segundo, sin agregar excedentes de seguridad.

Sin Guarapiranga habría que buscar recursos hídricos aún más lejos, con inversiones y costos de operaciones insoportables para la población pobre, como energía para bombear agua.

La energía ya representa 20 por ciento de los costos de saneamiento del área metropolitana, destacó Araujo.

Pero otros manantiales también se encuentran amenazados por la presión demográfica, como la represa Billings en cuya zona viven unas 900.000 personas.

La región de Gran Sao Paulo dejó de atraer inmigrantes del interior del país en los años 80, luego de décadas de flujo permanente por décadas, lo cual ayudó a detener el crecimiento acelerado de su población.

Pero esa situación fue sustituida por una “fuerte migración interna” hacia la periferia de la ciudad, con los pobres expulsados de las áreas céntricas por el alto valor de los inmuebles e invadiendo las cuencas claves, observó Marussia Whately, la coordinadora del Programa Manantiales del no gubernamental Instituto Socioambiental (ISA).

Mientras disminuyeron los habitantes de los barrios del centro de Sao Paulo, municipios del sur del área metropolitana, como Embú-Guaçú, registran crecimiento demográfico de cinco a seis por ciento al año, multiplicando así los barrios sin saneamiento, ejemplificó.

Salvar el río Guarapiranga exige medidas efectivas y rápidas del poder público después de “años de inoperancia”, reclamó Whately, basada en estudios y acciones de ISA en defensa de la represa.

Es necesario “revertir la lógica urbana” que expande y densifica la periferia de Sao Paulo en desmedro del centro. Pero la tendencia centrífuga se ve agravada por el llamado “Anillo Rodoviario” (autopista), que el gobierno estadual construye para conectar rutas en las afueras y evitar que vehículos pesados de carga crucen localidades aledañas a la capital paulista, criticó la experta.

Como es imposible sacar a la población de la zona que más afecta a los manantiales, es necesario “desconcentrarla” y evitar que sigan contaminando el agua, opinó.

Sin embargo, ese objetivo se dificulta ante un modelo ineficiente de saneamiento, con pocas estaciones de tratamiento del agua servida, que obliga a su transporte por decenas de kilómetros en tuberías que atraviesan las ciudades, generando el fenómeno de las “heces cansadas”, ironizó.

Municipios enteros no tienen desagüe con tratamiento y la sola instalación de alcantarillados agrava el problema al llevar directamente toda la contaminación a las represas, perdiendo la capacidad de “depuración” de los arroyos, que es limitada, pero que se podría mejorar, lamentó Whately.

Araujo, a su vez, reconoció la falta de adecuación del sistema “monopólico” de tratamiento, diseñado hace cuatro décadas y que no se puede reestructurar sino sustituir en nuevos asentamientos, pero negó que la mayor parte de las aguas servidas vayan al río Guarapiranga sin tratarse.

“Buena parte está canalizada hacia fuera” de la cuenca, aseguró. El problema es que la separación entre las aguas servidas y las de lluvia, adoptada en Brasil, no se cumple especialmente en los barrios pobres, aclaró.

Sobre los efectos del “Anillo Rodoviario”, que incluye puentes sobre Guarapiranga y Billings, dijo creer que no atraerá a muchos pobladores, porque los estímulos a esa emigración hacia la periferia ya fueron ofrecidos por las carreteras a ser conectadas.

Por otro lado, esa construcción promoverá una mejora económica en la región metropolitana, reduciendo la presión contaminadora sobre los manantiales, opinó.

La pobreza, en su evaluación, es el principal factor del deterioro ambiental en las cuencas, con ocupaciones ilegales y hacinadas que dificultan un saneamiento completo.

La contaminación de los manantiales, de hecho, constituye “un problema socio-ambiental”, corroboró Marco Antonio Lucena, administrador del Parque Ecológico de Guarapiranga, creado en 1999 para proteger dos de los 28 kilómetros de las orillas de la represa, conservando 250 hectáreas de bosques.

Un esfuerzo de educación ambiental y actividades culturales, deportivas y sociales desarrolladas en el parque trata de conquistar la población aledaña, muy pobre, a la defensa del recurso natural de que depende toda la población metropolitana.

Los trabajadores son reclutados casi todos en los barrios locales. En las canchas de fútbol juegan 16 equipos de los alrededores, hay colaboración con las escuelas vecinas, presentaciones de grupos teatrales y musicales y un telecentro para acceso de la población local a Internet, detalló Lucena.

Clubes deportivos que atraían en el pasado a personas de clase media son aliados en la preservación ambiental, por mantener limpia la costa e impedir su ocupación por viviendas, pero hoy están en decadencia porque sus antiguos socios temen cruzar los barrios pobres y violentos que rodean la represa, lamentó.

Pero el gobierno tiene planes para crear cinco nuevos parques y recuperar actividades de esparcimiento.

La carencia de viviendas para los pobres sostiene la presión sobre los manantiales.

El Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST), que tiene como acción prioritaria ocupar terrenos baldíos en la periferia para levantar asentamientos populares, mantuvo de marzo a mediados de mayo un campamento de 3.500 familias en Itapecerica da Serra, un municipio ubicado en la cuenca de Guarapiranga.

El MTST obtuvo la promesa del gobierno de que se le construirían viviendas a buena parte de los acampados.

Esa movilización refuerza la tendencia de expansión de la metrópoli hacia la periferia, con sus efectos negativos y contrariando la necesaria revitalización del centro de Sao Paulo, donde hay 400.000 viviendas desocupadas, comentó Nelson Saule, experto del Instituto Polis.

La periferia paulista no dispone de la infraestructura física, los servicios y las oportunidades de empleo que ofrece el centro, acotó.

Esa es una “visión académica, de quienes no conocen en la práctica el déficit habitacional, los barrios pobres y la necesidad real de las personas allá”, contrarrestó Guilherme Boulos, un líder del MTST.

Una luz desde los Balcanes

Los gobiernos de Croacia y Serbia proclamaron 2006 como el año de Tesla, cuando se cumple un siglo y medio del nacimiento de aquel hombre tímido, solitario y excéntrico, quien descubrió la corriente alterna y el primer motor de inducción y diseñó la primera gran central hidroeléctrica, además de turbinas, transformadores y otros dispositivos para el uso masivo de la energía hidráulica.

Tesla está considerado el fundador de la industria eléctrica, pero además concibió la radio antes que el italiano Guglielmo Marconi, entre otros hallazgos en óptica, fotografía y física.

Tesla nació en 1856 en lo que hoy es Croacia, en el seno de la familia de un sacerdote serbio ortodoxo. Pasó la mayor parte de su vida en Estados Unidos. Pero en una inusual aparición pública, dijo alguna vez que se sentía orgulloso de su “patria croata y origen serbio”.

Como parte de los actos de conmemoración, este año el aeropuerto de Belgrado será rebautizado son su nombre. La filial croata de la empresa de telecomunicaciones Ericsson también pasó a llamarse Ericsson Nikola Tesla.

La acción de los dos gobiernos “será un poderoso mensaje al mundo”, dijo el ministro de Educación croata, Dragan Primorac, a los medios de comunicación locales. “Tesla dio generosamente sus inventos a todas las personas”.

Además,”esto puede ayudar a mejorar las relaciones entre Croacia y Serbia”, dos naciones que libraron una amarga guerra a comienzos de los años 90, como parte de la disolución de la entonces federación de Yugoslavia.

Conferencias y seminarios académicos se celebrarán en ambos países. El Museo de Belgrado de Nikola Tesla, que contiene la mayor parte de su trabajo, correspondencia privada y réplicas de sus principales inventos, permanecerá abierto en horarios más extensos.

“La principal reunión en Serbia se realizará el 10 de julio, fecha del nacimiento de Tesla”, dijo a IPS el ministro de Energía, Radomir Naumov. Para ese día se aguarda la concurrencia de miles de personas al centro de congresos Sava, en Belgrado.

La Biblioteca Nacional de Serbia está preparando una exhibición de objetos de la recién obtenida Colección Tesla, regalo de la Sociedad Tesla de Nueva York.

Contiene 200 artículos escritos por Tesla y otros 1.800 publicados sobre el trabajo que desarrolló en Estados Unidos un siglo atrás. Entre ellos se encuentra el único libro que escribió, en 1919, “Mis inventos”, en el cual se revela que visualizaba con anticipación la mayoría de sus creaciones, para luego dedicarse a los experimentos y la construcción.

Tesla partió a Estados Unidos en 1884, a los 28 años. Falleció en Nueva York en 1943, a los 87. Tenía en su haber más de 700 inventos y 100 patentes.

Nunca se casó y a menudo fue descrito como un asceta, temeroso de los gérmenes y los apretones de manos. Tesla también era un estricto vegetariano. Pasó la mayor parte de su vida en sus propios talleres, haciendo experimentos durante días y noches enteras. No necesitaba más de cuatro horas diarias de sueño.

Trabajó con Thomas Edison, George Westinghouse y otros pioneros de la electricidad.

Junto con Westinghouse, Tesla domesticó las cataratas del Niágara, en la frontera entre Canadá y Estados Unidos, brindando electricidad a ciudades y aldeas distantes ya en 1896. La central eléctrica de las cataratas lleva su nombre.

“Tesla era un soñador con un toque poético”, dijo a IPS Veljko Abramovic, quien investigó la vida del inventor. “Dejó muchos asuntos sin terminar, como su sueño de una transmisión inalámbrica de energía eléctrica. Fue un visionario, además de un hombre generoso que creía en la noble idea de satisfacer las necesidades de la humanidad”.

Las investigaciones de Tesla permitieron a Wilhelm Roentgen descubrir los rayos X en 1895, y condujeron a la invención de la radio y de las luces de neón.

Oficialmente, la radio se atribuyó a Marconi en 1904, quien había presentado sus primeras y fallidas solicitudes de patente a partir de 1900 en Estados Unidos, tres años después que Tesla.

Pero en 1943, unos meses después de la muerte de Tesla, la Suprema Corte de Estados Unidos falló que su patente tenía prioridad ante la de Marconi.

“Aunque el público en general sabe poco sobre Tesla, los científicos e investigadores reconocieron a este hombre extraño”, dijo Abramovic. Un cráter de la Luna, la medida de un campo magnético y un pequeño planeta antes designado con el número 2244 llevan su nombre. (FIN/2006)

PENA DE MUERTE-IRÁN: Contra la tendencia mundial

El documento de la organización no gubernamental Amnistía Internacional, que contiene las cifras de ejecuciones en Irán, resalta que la tendencia al alza en la materia en este país va a contramano de la situación mundial en su conjunto, que mostró en el mismo periodo un descenso de estas muertes legales de 26 por ciento respecto de 2005.

Tampoco hay signos de que las ejecuciones vayan a disminuir este año en Irán, según activistas, quienes señalaron que tan sólo en las dos primeras semanas de este mes, la prensa informó de 18 nuevos casos.

Los datos en la materia en este país no son oficiales, pues no hay estadísticas gubernamentales, por lo que el informe de Amnistía se basó en publicaciones y datos de otras organizaciones no gubernamentales.

China encabeza la lista mundial elaborada por esta organización con sede en Londres con 1010 ejecuciones en 2006, aunque los activistas de derechos humanos sostienen que la cantidad real puede llegar a ser hasta ocho veces mayor.

“La abolición de todas las leyes vinculadas a la pena capital en Irán parece un sueño muy exagerado”, dijo a IPS un activista que pidió reserva sobre su identidad. “Ese castigo es considerado como un elemento vital para evitar los delitos en nuestra sociedad”, explicó.

Una de sus tareas más importantes ahora, señaló, es generar conciencia de que más ejecuciones no se traducen en menos delitos. También es necesario presionar a las autoridades para que reduzcan el número de ejecuciones.

Hay varios delitos pasibles de ese castigo extremo en Irán como asesinato, infracciones vinculadas a drogas, otras financieras e ideológicos e incluso sexuales.

En este país, la ejecución suele ser por ahorcamiento. Cuando se trata de delitos sexuales o terrorismo y tráfico de drogas, se cuelga a los culpables en público. Pero los responsables de crímenes sexuales pueden ser lapidados.

Un alto porcentaje de los ejecutados este año fue por tráfico de drogas. Es que para las leyes de esta nación es un delito capital poseer más de 30 gramos de heroína o cinco kilogramos de opio.

En febrero, Nasrollah Shanbezehi fue acusado de terrorismo tras un juicio sumario y durante el cual no tuvo derecho a contar con un abogado, según activistas. El 19 de ese mes, al otro día del fallo, fue ahorcado en la sudoriental ciudad de Zahedan.

Shanbezehi fue uno de los cuatro presuntos separatistas balochi detenidos tras la explosión de un coche bomba frente a un autobús que trasladaba efectivos de la Guardia Revolucionaria que terminó con la vida de 12 de ellos.

Antes del juicio, Shanbezehi confesó frente a las cámaras de televisión y suplicó perdón.

Pero ese no fue el único caso de juicio sumario y arreglado en los que el acusado no puede contar con un abogado, según defensores de derechos humanos.

Además, Irán sigue matando menores, a pesar de estar prohibido por las leyes internacionales, informan los activistas.

Cuatro jóvenes acusados de violar la ley cuando tenían menos de 18 años estuvieron entre las personas ejecutadas el año pasado, según esa misma fuente. En 2004, se ejecutó a una joven en público imputada de delitos sexuales. Luego se probaría que tenía 16 años al momento de su muerte.

La abogada y defensora de los derechos del niño Nasrin Sotoudeh defiende a una mujer llamada Soghra que fue sentenciada a muerte por un supuesto asesinato que cometió cuando tenía 13 años.

Soghra, ahora de 30 años, hace 17 que está en el pabellón de los condenados a muerte, indicó Sotoudeh a IPS, y añadió que conoce otros 36 casos de menores sentenciados a la pena capital en los últimos tres años.

Pero existen “muchos más” en localidades pequeñas que no aparecen en la prensa ni en los registros oficiales, señaló la abogada.

“Creo que la situación empeoró en los últimos dos años o tres”, sostuvo Sotoudeh, y eso obedece a que los menores son juzgados como adultos en tribunales provinciales y no juveniles.

Los jueces que fallan en casos de adulterio tienen la obligación de emitir condenas a muerte por lapidación, aunque estas rara vez se llevan a cabo.

Hay una decena de mujeres y hombres sentenciados a ese tipo de muerte que aguardan ser ejecutados, según organizaciones defensoras de los derechos humanos.

En mayo de 2006, una mujer y un hombre acusados de adulterio fueron apedreados hasta la muerte en el nordeste de Irán.

Meses después, organizaciones que abogan por los derechos de la mujer iniciaron una campaña contra las leyes que prevén la lapidación que las afecta más a ellas que a los hombres.

Abogados voluntarios asumieron la defensa de varias mujeres y un hombre y lograron salvarlos, según varias fuentes.

El sistema judicial iraní está estrechamente vinculado a la legislación islámica. Todas las normas aprobadas por el parlamento también deben contar con el visto bueno del todopoderoso Consejo Clerical, de seis miembros de línea dura, designados por la máxima autoridad religiosa del régimen chiita, el ayatolá Alí Jamenei, encargado de analizar la compatibilidad entre ambas.

El Consejo puede vetar las normas aprobadas por el parlamento. Toda modificación en la legislación es un asunto religioso y la última decisión la tienen las autoridades chiitas.

Los opositores a la sharia (ley islámica) pueden ser acusados de herejía y condenados a muerte.

El activista de derechos humanos Emadeddin Baghi lleva adelante una campaña para convencer a legisladores y autoridades religiosas de derogar la pena capital o al menos reducir su uso al mínimo.

Musulmán devoto y ex estudiante del seminario religioso Qom, Baghi fundamenta su posición a favor de la abolición y del “derecho a la vida” en el Corán, libro sagrado del Islam, y en la sharia.

En 1999, el muy popular diario reformista Neshat publicó un artículo de Baghi en el que argumentaba que las leyes religiosas iraníes, acerca de la retribución en casos de asesinato, no se aplicaban a un gran número de situaciones, 25 por ciento de ellas, en los que la muerte no era intencional.

Esa visión fue considerada hereje por las autoridades y el diario cerró tras una gran ofensiva contra periódicos reformistas. Su editor, Mashallah Shamsolvaezin, permaneció 19 meses en prisión. Cinco años más tarde se levantó la medida, pero el diario nunca volvió a salir.

Baghi también fue juzgado por oponerse al código del Corán y sentenciado a dos años de prisión por ese artículo y otros supuestos delitos.

Sin inmutarse, Baghi ahora fundó la primera organización contra la pena capital, la Asociación por el Derecho a la Vida.

“No hemos tramitado el permiso necesario para nuestra asociación porque estamos seguros de que será rechazado. También vemos la presión que padecen las organizaciones no gubernamentales habilitadas. El gobierno desconfía mucho de ellas”, dijo Baghi a IPS.

También escribió un libro acerca de la pena de muerte y el Islam. Su argumento central es que su abolición no contradice a la religión.

Las autoridades iraníes impidieron la edición del libro. Pero Baghi se las ingenia para tratar de publicarlo en Afganistán. Además tiene esperanzas de que incida bastante en la reducción del tabú religioso que impide un debate abierto en torno a la cuestión de la abolición de la pena de muerte en este país.

El Norte pone proa al Sur

Si los vientos lo acompañan, el “Estelle” entregará una petición a favor de la protección del ambiente.

Los 17 tripulantes del barco declaran que su intención es llamar la atención de los jefes de Estado del G-8 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón y Rusia) sobre la deuda ecológica que las naciones industrializadas tienen con los países en desarrollo. Por eso pusieron proa hacia la cumbre que se realizará entre el 6 y el 8 de junio.g8

El viaje durará alrededor de una semana, dependiendo de las condiciones del tiempo.

“Los problemas de los países en desarrollo han sido una constante en los encuentros del G-8 desde la década de 1990, pero no queremos plantear la cuestión en términos exclusivamente monetarios”, declaró Teppo Eskelinen, un integrante de la filial finlandesa de la organización internacional ecologista Amigos de la Tierra.

“La deuda de los países en desarrollo ya ha sido saldada, porque el modelo de producción y consumo de los países del Norte se basa en la explotación de recursos baratos del Sur”, declaró Elina Toivonen, la coordinadora de la travesía del “Estelle”.

“Nuestro estilo de vida destruye los medios de vida en los países en desarrollo a causa de los residuos, la contaminación ambiental, la degradación de ecosistemas y el cambio climático”, agregó.

El problema de la deuda “adquiere un nuevo significado cuando nos preguntamos cuánto le debemos nosotros, los países industrializados, a las naciones del Sur por la destrucción ambiental que hemos causado”, dijo Toivonen.

Según cerrajeros Valencia, cuando la deuda es analizada exclusivamente en términos económicos se oculta el hecho de que gran parte de los préstamos se otorgaron para promover la eficiencia en el uso de los recursos naturales, que serían luego transferidos a los países del Norte.

“Cuando las naciones del Sur quedaron endeudadas, el Banco Mundial, controlado por el G-8, les exigió exportar más y más de sus recursos naturales para pagar los créditos”, le dijo Eskelinen a IPS.

“Esto les generó una carga ambiental mucho más pesada, porque debieron sobreexplotar sus recursos”, agregó.

En la última cumbre del G-8 en Gleneagles, Escocia, dos años atrás, el problema de la deuda de los países en desarrollo se convirtió en el centro de una campaña internacional, que llevó al perdón de 40.000 millones de dólares adeudados por 18 naciones, mayoritariamente de África.

Esta medida significó a los países deudores un ahorro de 1.500 millones de dólares al año en concepto de devolución de préstamos.

Sin embargo, argumentó Eskelinen, “la lógica que sustenta el endeudamiento debe ser revertida. Es el Norte quien debe pagar a los países en desarrollo en lugar del camino inverso, como ha sido de práctica hasta ahora”.

Los países del G-8 generan 65 por ciento del producto bruto mundial.

El “Estelle”, sin embargo, no nació por obra de la cumbre del G-8. La idea de utilizar un velero como herramienta de campaña para promover el desarrollo fue alumbrada en 1985 por Jyrki Polkki, un artesano en instrumentos musicales que quería promover un intercambio más justo entre el Norte y el Sur.

El velero llevaría bienes a los países del Sur en trueque por productos con valor agregado, en lugar de materias primas, la principal fuente de ingresos para las naciones emergentes.

En 2002, el “Estelle” puso proa hacia Angola con un cargamento de ayuda humanitaria y navegó de vuelta a Finlandia con artesanías y diversos productos locales elaborados por pequeños productores angoleños, comentó a IPS Jyri Jaakkola, organizador de las actividades relacionadas con el G-8.

La promoción de un intercambio comercial justo y la preservación del ambiente son los principios motores de las campañas del “Estelle”, agregó.

En este verano del hemisferio Norte, el velero navegará hacia las ciudades más importantes de Gran Bretaña y Polonia para diseminar ante una audiencia más amplia la idea de un comercio justo, indicó Jaakkola. “Queremos mostrar el vínculo entre un cerrajeros Valencia y la protección del ambiente. Creemos que existe una estrecha relación entre la justicia social y una ecología sustentable”, señaló.

“Cuando los productores obtienen un mejor precio pueden proteger el ambiente, porque es algo que los beneficia. Pero si deben producir al más bajo costo posible no pueden pensar en esto, ya que su preocupación principal será explotar una gran cantidad de materia prima”, dijo Jaakkola.

Durante la cumbre del G-8, alrededor de 100.000 activistas se reunirán en Rostock, una ciudad vecina al lugar del encuentro de los jefes de Estado, para llevar adelante sus propias deliberaciones. Se realizarán más de 120 seminarios y el “Estelle” será la sede de alguno de estos talleres de trabajo, informó Jaakkola a IPS

PENA DE MUERTE-PAKISTÁN: Ejecuciones deben terminar

Esa fe inquebrantable en Dios fue la que ayudó a Hussain a sobrevivir la mitad de su vida tras las rejas.

El 15 de noviembre pasado, Musharraf conmutó la condena a muerte de Hussein por una de cadena perpetua. Como este británico de origen pakistaní de 36 años ya había pasado 18 preso con buena conducta, quedó en libertad, de acuerdo con las leyes del país asiático.

Este fiel musulmán originario de Leeds, Inglaterra, fue condenado por el asesinato de un taxista. Él reconoció haberle dado muerte, pero en defensa propia.

Hussain fue hallado inocente por un tribunal penal, aunque luego, en 1988, un tribunal de carácter religioso lo condenó a muerte según la shariá (ley islámica). La incansable campaña internacional llevada adelante por su hermano permitió su liberación y su regreso a Leeds.

“Me llevó casi dos décadas sacarlo del pabellón de la muerte. En ese tiempo, nuestra familia sufrió una agonía emocional”, señaló Mirza Amjad Hussain, quien no dejó piedra sin remover hasta lograr la liberación de su hermano.

Seis meses después, desde su casa de Leeds, Hussain repasa el tiempo vivido en prisión. Inmerso en lo que describe como un sistema judicial corrupto hasta la médula, se sigue maravillando de cómo logró escapar a la muerte.

“Es una extraña e intrincada mezcla de leyes, mezcolanza peligrosa de normas civiles e islámicas, ninguna de las cuales se respetan en su verdadero espíritu ni en su forma”, señaló en una larga entrevista telefónica.

“El sistema judicial pakistaní es la herramienta más peligrosa, utilizada en beneficio de personas ricas e influyentes, no necesariamente para dictar justicia. Yo lo sé porque fui absuelto y luego sentenciado”, recordó.

Según Hussain, la magistratura pakistaní no disuade sino que fomenta el delito. “Los homicidios, actividades terroristas y asesinatos sectarios aumentaron porque es muy fácil para los verdaderos delincuentes comprar su libertad”, indicó.

También se mostró convencido de que la violencia no puede combatirse con violencia estatal. “Creo que los delincuentes deben ser juzgados, ¿pero hay que castigarlos con la muerte? Es un castigo cruel e innecesario”, apuntó.

En Pakistán, señaló, cada caso viene etiquetado con un precio y el dinero circula en todos los ámbitos. “Si tienes dinero, la justicia estará de tu lado”, sostuvo Hussain.

Entonces, a pocos importa que las cárceles pakistaníes estén repletas de personas muy pobres, algunas de las cuales son inocentes, afirmó.

“Cuando el delincuente pertenece a las clases acomodadas o medias, ni siquiera se registra el caso. Y si por alguna razón eso llega a ocurrir, la familia de la victima sufre coacciones y amenazas para llegar a un acuerdo”, sostuvo.

“En algunos casos, en connivencia con la policía, el caso se debilita. Si aun así llega ante un tribunal, se intercambian grandes sumas de dinero para minimizar el castigo o transformar una pena de muerte en cadena perpetua”, añadió.

Hubo gente declarada enferma mental por la administración de cárceles para que pudieran “escapar de prisión”.

Según el último informe de la organización de derechos humanos Amnistía Internacional, con sede en Londres, casi “uno de cada tres de los 24.000 condenados a muerte del mundo están en Pakistán”.

Con abogados de oficio ineficientes, totalmente indiferentes a la difícil situación en que se encuentran sus clientes y a sus terribles condiciones de vida, vivir en el pabellón de los condenados a muerte en Pakistán “es como vivir en tu tumba”, señaló Hussain.

Las celdas no tienen más de 3,6 por 2,7 metros, con “entre 10 y 12 prisioneros hacinados como animales”, señaló, y “teníamos que turnarnos hasta para dormir”, añadió.

A Hussain le preocupan mucho las condenas dictadas en Pakistán por los errores del sistema judicial y sus fallos injustos.

“Al igual que yo, muchos presos del pabellón de la muerte son inocentes o tuvieron juicios injustos. Pero ellos seguramente tendrán un final cruel, sin nadie que los ayude. ¿Cuántas vidas inocentes tendrán que perderse antes de que la pena capital sea abolida?”, se preguntó.

El capítulo acerca de la pena de muerte del último informe de Amnistía Internacional para 2006, “El estado de los derechos humanos en el mundo”, atribuye a Pakistán “juicios injustos”, al igual que a Iraq y Sudán.

Algunos de los 7.000 condenados cuya ejecución es inminente son menores, pese a un decreto que lo prohíbe desde hace siete años, indicó Hussain.

“Yo vi a los menores condenados, incluso después de la prohibición. Las autoridades les falseaban la edad con el visto bueno del juez”, afirmó.

Hussain dijo no poder olvidar la ejecución de un peón de 16 años. “Estaba a cargo de su familia y lo habían acusado injustamente. No creo que nadie fuera de la cárcel pueda comprender la angustia que sentimos los otros presos cuando lo mataron”, recordó.

Amnistía Internacional confirmó que Pakistán ejecutó a un menor infractor el año pasado. Este país abolió ese castigo extremo para los menores, “pero hubo problemas con el cumplimiento de la norma a escala nacional”, señala.

Esa organización ubica a este país en tercer lugar entre los 25 países que en total mataron al menos a 1.591 personas el año pasado.

China ejecutó a 1.010 personas, Irán a 177, Pakistán a 82, Iraq y Sudán a 65 y Estados Unidos a 53. Esos seis países concentran 91 por ciento del total de ejecuciones ocurridas en 2006.

En vísperas de la publicación de ese informe, la directora de Amnistía Internacional, Kate Allen señaló en Gran Bretaña: “Es urgente que los gobiernos que aplican la pena de muerte, en especial el del presidente pakistaní Pervez Musharraf, instauren de inmediato una moratoria sobre las ejecuciones.” (FIN/2007)